11 noviembre, 2015

La Vieira

       descarga

La Vieira del Camino de Santiago, también denominada Concha, es uno de los símbolos o distintivos más importantes que identifican a un peregrino. Cada vez más son los caminantes que se dirigen a Santiago ataviados de una concha de vieira junto con el mítico bastón de peregrino. Los otros emblemas más míticos del peregrino a Santiago son el sombrero de ala ancha, la capa con esclavina, la calabaza para almacenar agua o vino y el morral.

La concha del Peregrino ha sido incluida recientemente por Benedicto XVI en el nuevo escudo papal, por lo que su importancia como símbolo religioso es aún mayor.

Historia de la Concha del Peregrino como símbolo del Camino de Santiago:

Existen una gran variedad de opiniones sobre el origen de la integración de la concha de vieira como símbolo del peregrinaje a Santiago.

La concha de viera pasó a llamarse “Concha de Santiago” porque cuando los peregrinos llegaban a Santiago de Compostela se les entregaba un pergamino que los confirmaba como peregrinos y se les colocaba sobre su sombrero y capa la concha de vieira, que, “entre otras cosas”, demostraba su estancia en Santiago de modo que, de regreso a sus pueblos de origen, no quedara duda de su “logro y méritos personales”.

Existía un importante mercado en la ciudad de Santiago en torno a la comercialización de las conchas de vieira, cuya venta fuera de esta ciudad estaba escrupulosamente prohibida bajo amenaza de excomunión de la Iglesia Católica. En los distintos establecimientos de la ciudad se vendían no sólo conchas auténticas traídas desde las playas de Galicia, sino toda una variante de pequeñas conchas peregrinas en distintos materiales que se vendían a modo de amuletos y recuerdos para los familiares y amigos de los peregrinos y visitantes de la ciudad.

Desde un punto de vista religioso, las conchas, acomodadas a manera de dedos, se dice que significan las obras buenas, en las cuales el que dignamente las lleva debe perseverar, por tanto, como el peregrino lleva la concha, así cualquier humano mientras esté en el camino de la vida presente debe llevar el yugo del Señor, esto es: debe someterse a sus mandamientos.

Para otros, la Concha de Santiago es una estilización de la pata palmeada de una oca, símbolo para muchas tradiciones antiguas de reconocimiento iniciático, y por ese motivo estaría relacionado con el peregrinaje a Compostela.

Finalmente existe otra posible versión de su significado. Sería que la concha de vieira, como símbolo de Venus significa el renacer de una persona, su resurrección; es decir, la “muerte” o superación del “ego” (egoísmo y egocentrismo) para dar paso al “auténtico yo” (sencillo y humilde).